jueves, 1 de octubre de 2015

Jordi Torres y Leon Haslam, tras un nuevo podio en Magny-Cours.


Los chicos de Aprilia Racing Team-Red Devils tienen un nuevo objetivo, subir de nuevo al podio.

Nos encontramos ante la penúltima cita de esta gran temporada de WSBK, sin embargo y a pesar de tener ya un nuevo campeón, el subir al podio es algo que tiene un alto precio, los chicos siguen trabajando duro para conseguir sus objetivos, dicho objetivo es subir al podio y al poder ser por partida doble, al igual que ocurrió en la Race2 de Jerez.

Si echamos la vista atrás, el hecho de que el pasado año las dos Aprilias lograran subir a lo alto de cajón podría servir como punto extra de motivación tanto para Haslam como para Jordi.
Si es cierto que la historia no es la misma, el año pasado y con las carreras declaradas en agua, a los pilotos les resultaba difícil mantenerse en pista, al igual que se veían unas caídas tras otras, veíamos como a Marco Melandri nada o casi nada le podría parar, digo “casi” debido a que en la Race1 y tras ver en su pizarra una y otra vez como lo “invitaban” a ceder un puesto a favor de su compañero de equipo, Sylvain Guintoli, no tuvo más remedio que observar como un piloto al que le costaba mantenerse encima de la moto lograba una victoria que él merecía más que nadie por habérsela trabajado tanto. En la Race2 pasaba todo lo contrario, quizás ya se sabía el destino que le esperaba a Marco para la temporada de 2015, o quizás pensó que un verdadero campeón merece ese título por méritos propios y no por los del compañero, por lo que decidió hacer caso omiso a las indicaciones del equipo, y respetar lo que para él era más importante en ese momento, sus propios sponsors.

Como podéis ver, el juego que pueden dar las Aprilias este fin de semana es mucho, Leon Haslam ya lograba subir al podio en 3ª posición en la Race2 del pasado año, este año aspira a hacerse con el 3º puesto de la general, actualmente se encuentra 4º con 286 puntos, 45 por encima está Tom Sykes, puede parecer “imposible”, pero no deberíamos decir esto cuando aún hay 100 puntos en juego.

Leon Haslam recuerda lo que pasaba en 2014 en pista bajo la lluvia de Francia y sonaba positivo al dar las siguientes declaraciones: “Después de nuestros test en Jerez, estoy contento con nuestro avance y además fuimos los más rápidos en condiciones cálidas. El tiempo para este fin de semana sigue siendo un enigma, pero tengo muchas ganas de salir a la pista. Necesitamos ganar carreras para terminar la temporada en alto”
Leon Haslam/Foto vía: www.todocircuito.com

Por otro lado tenemos a Jordi Torres, sin duda alguna el debut del piloto español en WSBK ha sido cuanto menos espectacular, al principio veíamos como un chico talentoso pero “tímido” no se atrevía a plantarle cara a los pilotos veteranos, parecía que les tenía un cierto respeto que le impedía pasar por ejemplo a Sykes, Guintoli o a su compañero de equipo, sin embargo conforme han ido pasando las carreras, estamos viendo a un Jordi más seguro, más guerrero y que se atreve no solo a plantarle cara a los demás pilotos, si no que juega con ellos en pista.

Viene de conseguir un podio en casa tras una Race1 que no salió todo lo bien que podíamos esperar, pero… ¿Por qué no conseguir en Magny-Cours esa primera victoria tan ansiada y merecida?

Estará por primera vez en esta pista, pero sabe que es lo que tiene que hacer y en sus declaraciones lo deja claro: “Voy a Magny-Cours muy motivado después del fin de semana de Jerez. Rodaré en ese legendario circuito por primera vez, y será necesario por tanto que encuentre buenas sensaciones desde el principio si queremos conseguir un buen resultado. Es una pista especial, con giros y cambios de direcciones estrechos, pero también es una pista rápida con una larga recta. Habrá que trabajar en los reglajes para encontrar una solución de compromiso que me permita sacar lo máximo de la RSV4 en todas las condiciones”
Jordi Torres/ Foto vía: www.motocuatro.com

El domingo sabremos cual es el resultado, pero… ¿Cuál es tú apuesta?

Esther G. ( @EstherGirando33  )