jueves, 22 de octubre de 2015

La vuelta de Marco Melandri podría no ser a tiempo completo.


Marco Melandri habla y aclara los que pueden ser sus planes de cara a un futuro no muy lejano.

Desde principios del mes de Julio, Marco Melandri ha estado alejado del motociclismo en pista, aún así los rumores sobre qué iba a pasar con su futuro no han cesado. Se llegó a decir que sería piloto de Yamaha en su regreso al mundial de WSBK, pero esta opción se esfumó cuando se confirmó que los pilotos serían, Sylvain Guintoli y Alex Lowes. Otro rumor, lo situaba en el Althea Racing, rumor que en realidad nunca llegó a tener mucho peso.
El tiempo seguía pasando y no había noticias, pero se volvía a decir que en este caso podría haber sido el mismo Marco Melandri el que había pedido ayuda a Dorna para que le hicieran un “hueco” en WSBK. Sin embargo esta semana soltaba la siguiente noticia “Forward Racing apoyará a MV Agusta en WSBK y Marco Melandri será piloto probador

Pues bien, Melandri sería el encargado del desarrollo de la MV Agusta F4 para el 2016, el propio piloto es el que cuenta en www.WorldSBK.com como pasó todo: ¿Cómo llegó esta oportunidad? ¡No lo sé ni yo!.La semana pasada visité la sede de MV Agusta y pasamos un día fantástico con Giovanni Castiglioni. Me llevé una gran impresión. Castiglioni es una persona muy equilibrada, humilde y con unos objetivos tan ambiciosos como realistas. Esto me llevó a llegar a un acuerdo para hacer los tests. De hecho, hace cuatro meses que no voy en moto, es algo que no me había pasado desde que empecé a correr, así que no será una reanudación fácil

El test que realizaría Melandri sería para dar directrices y orientación relevante para el desarrollo de la moto. “Siempre me ha gustado desarrollar una moto. Creo que este es el momento adecuado, en el sentido de poder hacer una contribución importante, algo que en el pasado nunca he podido hacer” Pero ahora tengo una duda, ¿Es el piloto indicado para hacer esto? Marco siempre ha corrido con motos “heredadas”, él mismo lo dice ahora y lo dijo antes de comenzar la temporada de 2015 en MotoGP, llegó a comentar que se lo tomaría como un reto puesto que nunca había desarrollado una moto antes y que sería una motivación, pero… No recuerdo que su papel haya sido de mucha ayuda allí.

El piloto italiano sigue hablando: “En este momento la idea es hacer un test. Primero tengo que ver si todavía disfruto, entender dónde tiene que mejorar la moto y después ver si se puede. Echo de menos correr y luchar por hacerlo bien. Así que sólo volvería con una situación clara, en la que tenga una tarea específica. Indudablemente, no volvería para tener un sillín a toda costa, no soy así y no tengo la intención de hacerlo. Ha sido un año complicado y creo que esta pausa me ha hecho bien a 360º. Creo que puedo ser aún más rápido, y de hecho, la última parte de la temporada 2014 ha sido la más exitosa, así que creo que sigo siendo el piloto que he sido siempre. Estoy a la espera de encontrar la oportunidad adecuada".
Y aquí vuelve a asaltarme la duda, está claro que el año que ha vivido es uno de los más difíciles de toda su carrera profesional, pero si no le vale cualquier “sillín” en WSBK, ¿Qué esperaba? Salió de SBK de la peor manera posible, quizás no todo fue culpa suya, pero siempre se ha dicho que las cosas buenas que haces se olvidan rápido pero las malas persisten, por lo que encontrar un equipo que sea 100% competitivo y dispuesto a hacerle ese “hueco”, está claro de que será más que complicado.

Marco Melandri
Tan difícil ha sido este 2015 para él que llega a plantearse tomar un nuevo rumbo. “Estoy trabajando para correr en coche el año que viene. Si no encuentro algo interesante, que me dé ganas de levantarme pronto por la mañana para ir a trabajar, estoy listo para mirar lo que el mundo tiene para ofrecerme además de las motos

Pero sin duda, y si tengo que quedarme con algo de todo lo que ha dicho en las declaraciones, es con esto: “No he visto las carreras este año. Sólo las que corrí yo y en las que me doblaban los primeros, porque veía su llegada. Ha sido un año en el que he perdido las ganas de moto, he tenido sensaciones realmente extrañas y esto es sólo porque no me divertía” Muchos lo achacaban o achacábamos a la falta de motivación, a sus desganas, pero el motociclismo es un deporte que se realiza por pasión y diversión, y cuando una de estas partes falla ocurre lo que le pasó a Marco en su corta temporada de MotoGP 2015.

Los que seguimos su cuenta de Twitter o Instagram, vemos como el hecho de estar fuera del mundial no ha hecho que estuviera parado, es más, él mismo terminó diciendo esto: “Irónicamente, he hecho más carreras desde que paré que cuando estaba corriendo. Me gusta correr, competir, así que todos los domingos hago algún tipo de carrera por diversión, sin la ansiedad del rendimiento. Me gusta, forma parte de mí

Marco Melandri

Una vez más nos tocará esperar, darle el beneficio de la duda y esperar a ver los resultados.  


Esther G. (@EstherGirando33)