miércoles, 25 de noviembre de 2015

Davide Giugliano: “No sirve actuar como superhéroes"


El tan esperado regreso de Davide Giugliano ha sido hoy en el trazado de Jerez para realizar los test de cara a la temporada 2016. 

Llevaba días, semanas e incluso meses deseando poder decir que por fin Davide Giugliano se subía de nuevo a su Ducati. Este tan esperado regreso se ha llevado a cabo hoy en el circuito de Jerez, sin embargo ayer por la tarde leí en la web del equipo Aruba.it Racing-Ducati SBK Team esta entrevista realizada al piloto romano, y con la cual llegue a sentir en varias ocasiones unas extrañas sensaciones que no lograba saber si realmente era algo bueno o se trataba de todo lo contrario. Por ello me gustaría dejárosla junto con mi opinión personal, para ver si vosotros tenéis esas mismas sensaciones.  

-¿Cómo has afrontado la rehabilitación física durante estos meses después de la lesión?
“Básicamente, el corsé ortopédico que llevaba me bloqueaba toda la parte superior del cuerpo, por lo que, naturalmente, he perdido tono muscular. Sólo podía caminar, pero de promedio hacía 12 o 13 kilómetros por día, todos los días. Curiosamente, la distancia más larga la recorrí cuando visité al equipo en Jerez. Hice 22 kilómetros caminando alrededor de la pista, quizá porque estaba nervioso por no poder competir con mis rivales”

-¿Qué tipo de restricciones tuviste que afrontar durante el periodo de descanso obligatorio de 90 días, cuando tenías que llevar el corsé?
Básicamente sólo podía quitármelo para asearme. Obviamente, mi movilidad se redujo, pero tuve suerte de poder reanudar mis actividades gradualmente sin daños neurológicos. Requirió mucha paciencia, pero lo más importante es que haya podido volver a una vida normal. Fue una lesión grave, y he tenido miedo. Escapar "sólo" con una vértebra rota y algunas contusiones no era algo que pudiese dar por descontado. Quiero dar las gracias a mis patrocinadores técnicos, Arai y Dainese, por protegerme de algo que potencialmente pudo tener consecuencias mucho peores”
Foto vía Instagram de Davide Giugliano.

-Has vuelto a los entrenamientos. ¿Qué tipo de programa estás siguiendo?
Empecé con fisioterapia - y ha sido necesario  hacer mucha para aflojar la tensión en la espalda generada por el corsé - y entrenado en la piscina para evitar la sobrecarga de las articulaciones. Desde la primera semana de noviembre empecé un programa más intenso, enfocado principalmente en la resistencia. Una vez que la haya recuperado, me centraré también en la fuerza”

-El pasado 14 de noviembre te enfundaste finalmente el mono de nuevo para hacer una sesión de supermoto. ¿Cómo te sentiste al volver a subirte a una moto después de tanto tiempo?

Tenía muchas ganas de volver a pilotar de nuevo, pero también tuve que superar una barrera mental. No he olvidado el dolor físico que he tenido que soportar y la amargura que ha supuesto este largo periodo de inactividad forzada. No sirve actuar como superhéroes. Todos somos humanos, cada uno con sus propios miedos - y he pensado mucho acerca de ello en los últimos meses- pero nuestra pasión emerge por encima de ellos. Yo piloto ante todo con el corazón. Estar sobre la moto es importantísimo para mí, me da fuerza. La primera frenada brusca representaba una especie de apuesta, porque no estaba seguro de poder reencontrar las viejas sensaciones. Pero, tan pronto como atravesé la moto en la pista, sentí una increíble explosión de alegría. Quizá más incluso que en el pasado”
Foto vía, Instagram de Davide Giugliano




-En Jerez, tendrás a tu lado por primera vez a Aligi Deganello (jefe de equipo) y a Paolo Biasio (ingeniero electrónico), dos técnicos de reconocido prestigio y con mucha experiencia. ¿Qué enfoque piensas adoptar en el test?
En primer lugar quiero agradecer a Ducati y Aruba por echarme una mano, una vez más, emparejándome con estos dos grandes profesionales. Mi equipo ya era extremadamente competitivo, pero creo que Aligi y Paolo suben el listón aún más. Basta pensar en el número de títulos mundiales que han conseguido en sus carreras. Estoy contento de poder contar con su experiencia, y me siento muy confiado. Ante todo, debemos conocernos todos, establecer la manera de comunicarnos y el procedimiento de trabajo, con tranquilidad y, sobre todo, divirtiéndonos”

-Deganello trabajó con Marco Simoncelli, con quien te unía una fuerte amistad de los tiempos en que corríais en minimoto. ¿Qué significa para ti tenerlo a tu lado ahora?

“Es emocionante y una fuente de motivación. No quiero volver a abrir una vieja herida que nunca sanará por completo, pero recuerdo que con Marco hablábamos a menudo de él. Aligi ha ganado muchos títulos mundiales y junto a él espero poder llevar adelante el sueño de Sic, logrando resultados que le hagan feliz, dondequiera que esté”



-¿Por qué es importante probar, aunque sea sólo por tres días, antes de la pausa invernal?

“Necesito recuperar la confianza con la moto, los automatismos. El comportamiento de la Superbike no puede reproducirse entrenando con otro tipo de motos. Tengo que empezar de cero, será importante hacer muchas vueltas para ver cómo reacciona mi cuerpo. Por lo general, se tardan ocho semanas para recuperarse, yo he tenido dos y medio. No estoy al 100%, pero no es la primera vez que afronto este tipo de problema. Después de la lesión en Australia, a principios de la temporada, no tenía tiempo para volver en la mejor forma antes de correr de nuevo, por lo que sufrí un poco en carrera”
Test de invierno en Jerez




-¿Qué programa tienes pensado para la pausa invernal?
“La máxima prioridad es mi preparación física. Ya he establecido un programa de 2/3 sesiones por día, cinco días a la semana. Será duro, pero quiero estar en mi mejor forma para los primeros tests de 2016. Necesito tener fuerza y  resistencia, sobre todo por el formato de la doble carrera. Además, realmente no tengo tiempo de coger vacaciones (risas). Este ha sido el momento más difícil de mi carrera. No te das cuenta de cuánto necesitas ir en moto hasta que no puedes hacerlo. Tengo 26 años y he estado compitiendo desde que tenía 5, así que estoy hecho a ello”



-¿Algo positivo que puedas sacar de 2015?
Ha sido una temporada dura, por decirlo suavemente, pero creo que puedo estar satisfecho con la media de puntos que conseguí por carrera. Anoté tres podios - a pesar de no estar en plena forma - y terminé todas las carreras antes de Laguna Seca, siempre entre los cinco primeros, excepto la Carrera 1 en Donington, donde tuve algunos problemas con los neumáticos. Obviamente, la gente recuerda la caída, que me ha costado muy cara, pero creo que he sido más consistente que en el pasado”

Misano 2015




Pues bien, ahora que ya la habéis leído es cuando daré mi punto de vista, no sin antes decir que una vez más y mientras la estaba escribiendo, las lágrimas han inundado mis ojos, y en esta ocasión, vuelvo a no saber si es algo bueno o malo.

En muchas de las ocasiones, es inevitable estar a favor de un piloto u otro, aunque digamos que no, sabemos que en nuestro interior siempre está ese del que nos llama más la atención su manera de dar gas, las derrapadas que hace, como llega a pilotar de forma casi mágica… A veces llegamos a olvidar el riesgo que realmente están dispuestos a sufrir por llevar a cabo un deporte por el cual sienten pasión, nos limitamos a disfrutar de las 3 horas que duran las carreras y poco más. Sin embargo cuando estos pilotos sufren una caída o una lesión, no dura únicamente un fin de semana, en el caso de Davide Giugliano va a más, sinceramente tuvo demasiada suerte al quedarse en una lesión que lo único que le costó fue dejar la temporada de 2015 y mantenerse alejado de la pista durante más de dos meses, pero como él dice, no son superhéroes, no es solo las secuelas físicas, los miedos que pueden aparecer después  llegan a ser mucho más “dañinos” que cualquier lesión física.

Con esto no quiero decir que todo el mundo se limite única y exclusivamente a disfrutar de las carreras de fin de semana en fin de semana, pues está claro que no todos somos así, pero que al igual que te interesas por un piloto al que admiras, que menos que por respeto, se haga también con aquel que de una manera u otra no te “caiga bien”.

Si hablamos con sinceridad, diré que siempre he admirado a Giugliano, el verlo en pista es algo que no puedo describir, esa sensación de llegar a quedarme sin aire o mantener los pelos de punta en cada paso por curva que realiza, únicamente lo ha hecho él.  Por eso y tras leer esta entrevista, tan sólo puedo decir que aunque sea poco a poco, pero que los miedo no lleguen a ser una barrera demasiada alta para que pueda saltarla y que vuelva a ser ese piloto agresivo con el que tanto hemos disfrutado viendo como con tan solo acariciar a la Ducati es capaz de hacerla rugir como ninguno lo ha hecho antes.

Sin duda será un nuevo comienzo y nunca dijeron que fuera fácil, pero con trabajo y un poquito de paciencia, estoy segura de que volveremos a recuperar a ese Bandido que tan buenos momentos nos ha dado. 
Imola 2015

Esther G.(@EstherGirando33)