sábado, 21 de noviembre de 2015

Jordi Torres: “Mi objetivo siempre ha sido quedarme en WSBK”


Jordi firma con Althea Racing y disputará la temporada de 2016 con una BMW junto a su compañero de equipo Markus Reiterberger.

Hoy finalmente se ha confirmado que Jordi Torres y Markus Reiterberger estarán en el equipo Althea Racing para la temporada de 2016 en SBK, ambos pilotaran una  BMW S1000 RR, con la cual tendrán la primera toma de contacto la semana que viene en los test que se llevarán a cabo en el circuito de Jerez los días 25,26 y 27. 

Como podéis ver, con este anuncio también se confirma el fin de la relación entre Althea Racing y Ducati, esta asociación llega a su fin, pero no hay que olvidar el título mundial ganado en 2011 por Carlos Checa, en aquella ocasión Checa disputó 26 carreras, subió 21 veces al podio, 15 de ellas llevándose la victoria, logró 6 poles , finalizó con 505 puntos y el título bajo el brazo.
Carlos Checa. Año 2011

Esta semana en el Salón EICMA de Milán, Jordi Torres ha dado las siguientes declaraciones sobre lo que le espera de cara a la temporada que viene: "La opción de correr con un equipo profesional como Althea Racing y con una marca tan importante como BMW me motiva. Me motiva porque sabemos que hay trabajo por hacer, tanto para el equipo como para mí mismo, pero también  sabemos que la BMW es una moto competitiva y que hay mucho margen de mejora con ella. Ese será el objetivo para 2016: Hacer un gran paso adelante con la BMW y el equipo y establecer una colaboración fluida y exitosa. A partir de ese punto, buscaremos la manera más adecuada de llevar esta moto al éxito”.


Esta será la segunda temporada de Jordi en WSBK, en 2015 aterrizaba en este mundial para dejarnos a todos con la boca abierta, pues en su primer año ha logrado subir al podio en 4 ocasiones, una de ellas fue la victoria conseguida en Qatar, ha salido desde la primera línea de parrilla en varias citas, y finalizó con 247 puntos y 5º en la general, por lo que se llevó el título de mejor debutante del año. Debido a eso la presión que tendrá en 2016 es mayor, y él mismo lo reconoce: “Si, sin duda tendré un peso sobre mí, es un trabajo importante. En Aprilia ya sabíamos que la moto era buena, no tenía la carga de tener que desarrollar nada. Si la tenía alguien, era mi compañero de equipo Leon (Haslam), no yo, ya que estaba en mi primer año en WorldSBK. Ahora me toca ese papel. Es mi turno para llevar a cabo esa evolución, y lo veo como algo positivo. Me hará madurar como piloto, aprenderé muchas cosas nueva y además es un proyecto nuevo para mí”.


WSBK, Race1 Qatar 2015
Una de las cosas que más nos ha sorprendido es como Jordi defiende el mundial de SBK, es un piloto que ha llegado para quedarse, y no para estar pasando las temporadas hasta que le llegue la oportunidad de tener un lugar asegurado en MotoGP. Él tiene claro sus objetivos y no tiene ninguna duda a la hora de comentarlos: “Mi objetivo siempre ha sido quedarme en WorldSBK. En las pruebas de Jerez la próxima semana, tengo muchas ganas de aprender la moto, pero lo que quiero más que nada es para asegurar que el llego a conocer el equipo y que todos trabajamos bien juntos. Más que nada, queremos ser capaces de trabajar unos con otros tan fácilmente como sea posible. Sé que estas cosas pueden tardar un poco al principio, pero es una cuestión de tiempo más que cualquier otra cosa. Para que la armonía del equipo y trabajar bien juntos siempre ayuda mucho! "



Conociendo a Jordi como lo conocemos, sabemos que esa armonía y ese “bueno rollo” lo tendrán desde el minuto uno. Eso sí, tendremos que esperar a ver qué pasa en los test de Jerez para saber cómo se encuentra con su nueva moto, y como va evolucionando de cara a su segunda temporada en WSBK. 


Esther G.(@EstherGirando33 )