lunes, 16 de noviembre de 2015

La palabra de Dios

Mucho revuelo se formó en torno a las palabras de Valentino Rossi acusando a Marc Márquez de ayudar a Jorge Lorenzo en la consecución de su 5 título del mundial, el tercero en la categoría reina.
Valentino Rossi // @ValeYellow46


Volviendo la mirada atrás, Valentino acuñó las actuaciones de Marc tras la carrera de Phillips Island (Australia). Más allá de si el piloto italiano tiene o no razón, analizaremos con datos en qué puede o no tener razón.  En cuanto al ritmo en Australia se podría decir que Marquez rodó más lento que en clasificación, aunque ello no demostraría que pudiera tener más ritmo en carrera. Además si el piloto de HRC pretendiera ayudar a Lorenzo, no le hubiera adelantado en la última curva jugándose el tipo; dicho de otra manera le restó 5 puntos al mallorquín en la lucha por el mundial a favor de Il dottore.

La siguiente de las acusaciones hacia Marquez llegaron en Sepang (Malasia) referentes a que Marc ralentizó el ritmo de carrera de Vale. Vistos los tiempos y tras lo ocurrido en la curva 14. Ambos pilotos se mantenían en ritmo de 2:01 bajos durante las 6 primeras vueltas. Es cierto que el ritmo de Vale era ligeramente superior pero no lo suficiente como para escaparse. Siete veces se pasaron el uno al otro y viceversa, en la mayoría de ellas ambos se pasaban de frenada. En la vuelta 7, Valentino Rossi realizó un giro de 2:04.166 debido a que alargó la trazada con la resolución que todos conocemos. A posteriori el ritmo del italiano fue de 2:01 (altos) o 2:02 (bajos). Por lo tanto no podemos afirmar que el de Cervera limitara la actuación de Vale. De hecho, aunque Vale hubiera terminado cuarto en Malasia, Marc solo le hubiera quitado 3 puntos a Rossi. Entre Australia y Sepang Marquez restó 5 puntos a Lorenzo y 3 a Rossi, por lo cual,si las matemáticas no fallan, le hubiera regalado 2 puntos al italiano, quedando nuevamente en evidencia la teoría de Rossi. En la carrera de Malasia, se hablaba de patada sí o patada no, es un hecho que tampoco podemos demostrar a día de hoy que no conocemos la telemetría de HRC y, aún conociendo que algo impactó con la maneta de freno, no podríamos constatar que fue el pie de Vale.


En Valencia (España), el Gran Premio decisivo, Marc Márquez se colocaba a rueda del Espartano, durante los 30 giros. Es cierto que no recuerdo una carrera en la que el 93 se mantenga a rebufo tras tantas vueltas sin intentar pasar al piloto que vaya delante. El ritmo de Lorenzo fue estratosférico desde la primera vuelta en parado, marcando un paso por vuelta de 1:31 bajos durante la mayor parte de la carrera. El propio Marc declaró antes de la salida que pretendería adelantar en las últimas vueltas. Cuando tenía su ataque preparado, se encontró con una bandera amarilla impidiéndole, por reglamento, ganar posición. Quedaban los últimos giros para volver a preparar el ataque cuando Dani Pedrosa dio caza al dúo de cabeza entrando en escena. En el adelantamiento, Dani alargó la trazada dejando la puerta abierta, momento que Marc aprovechó para volver a ganar la posición. Estas acciones hicieron que ambos pilotos de Honda perdieran unos metros a favor de Lorenzo consiguiendo +0.5 decisivos en la resolución. Marc hablando con el Rey Emérito de España, don Juan Carlos, hacía un gesto de ir toda la carrera con la soga al cuello y se mostró decepcionado por no haber conseguido la victoria. Por lo tanto no podemos concluir que se mantuviera a rueda toda la carrera de forma premeditada. Jorge Lorenzo comete un grabe error en unas declaraciones totalmente desafortunadas, que si las tomamos literalmente pueden ser puñales pero que lo que realmente importa es el fondo de sus palabras.

Dicho esto, la teoría de Valentino Rossi no puede ser demostrada y no tiene sustentación empírica sobre los hechos que el italiano expone. Lo que sí se puede demostrar es, siguiendo con las quejas de Rossi, que no se debiera ayudar a otras marcas sólo por el hecho de tener la misma nacionalidad. No existió Armada Española a favor de Lorenzo, pero sí hubo corralito italiano para favorecer a Rossi. Iannone públicamente, y de forma bochornosa, se posicionó #iostoconvale trabajando para Ducati. Del mismo modo, Danilo Petrucci dejó pasar, claramente, a Rossi en pista incluso perdiendo posición con respecto a Bradley Smith. Ciertamente no es responsabilidad de Valentino que se dejaran pasar, pero de alguna forma el italiano puso a sus compatriotas entre la espada y la pared con sus declaraciones.

La diferencia a final de la temporada ha sido de 5 puntos, que no podemos achacar a Marquez, porque también Dani Pedrosa, en Aragón, le restó puntos e Andrea Iannone en Australia dejándole fuera del podio. El título no se gana, ni se pierde, en una sola carrera, es la consecución de una serie de acciones. Rossi ha hecho una temporada brillante, sólo manchada por sus declaraciones y actos (ausencia en rueda de prensa tras la carrera de Malasia, faltar a la Gala en Valencia, etc.) al final de la misma.

Con todo lo expuesto podemos decir que Valentino Rossi hizo una gran carrera, remontando hasta el máximo de sus posibilidades (la cuarta posición), con adelantamientos en los que tuvo que arriesgar. Prueba de ello es cómo pasó a Aleix Espargaró quien llegó a devolverle el adelantamiento. No obstante, la teoría de Vale, no tiene cabida en los hechos citados.

A partir de ahora, tras unos y otros realizar malas actuaciones y/o declaraciones, dejemos paso a lo deportivo, centrémonos en lo que ocurra en pista, aprendamos de los errores y disfrutemos del motociclismo. Finalizar diciendo que esta es simplemente el punto de vista de Antonio Carrasco y por supuesto no es una verdad absoluta, puesto que esta no existe.