jueves, 7 de enero de 2016

El Dakar sigue sonriendo a Loeb y Barreda en su llegada a Bolivia.

Toby Price y Sébastien Loeb han sido los vencedores en las categorías de motos y coches, respectivamente, de la quinta etapa del Rally Dakar 2016, que ha desembarcado en Bolivia. El francés es más líder, mientras que Barreda se ha acercado al liderato.
Sébastien Loeb. Fuente: www.dakar.com

El Rally Raid Dakar ya ha llegado a Bolivia. Tras partir de Jujuy, los pilotos han recorrido un tramo de 641 kilómetros para llegar a la localidad de Uyuni. Esta llegada supone que en breve arrancará la segunda semana de competición, dónde los pilotos ganarán o perderán, según su suerte. 

En la categoría de motos, Toby Price ha sido el más rápido, aventajando en 2 minutos y 33 segundos a Stefan Svitko y por 7 segundos más a Matthias Walkner. En la cuarta posición aparece el español mejor clasificado en la general, Joan Barreda, quien intenta reponerse de la sanción de 5 minutos que le fue impuesta ayer por exceso de velocidad y que le hizo perder el primer puesto en la clasificación general por segundo día consecutivo. Sin duda ha sido un buen día para Barreda, ya que le ha recortado distancia al líder de la categoría, Paulo Gonçalves, quien finalizó duodécimo en la etapa a 8 minutos y 56 segundos de Price. 

Tampoco ha sido malo el día para el resto de españoles. Joan Pedrero ha finalizado noveno, a 7'36'' de Price, mientras que Gerard Farrés consiguió el décimo tercer mejor tiempo, a 10'06. Detrás quedó Txomin Arana, a 10'56'', Jordi Viladoms, a 11'15'', Armand Monleon, a 11'44'', y Laia Sanz, relegada a la 21ª posición tras una sanción de un minuto. Perdió 13 minutos y 37 segundos con respecto al vencedor.

Paulo Gonçalves. Fuente: www.dakar.com

Por lo tanto, tras la quinta etapa, Paul Gonçalves sigue líder de la prueba. Tras él, Svitko, a 1'45'', Price, a 1'47'', Barreda, a 2'27'', Walkner, a 2'57'' y Kevin Benavides, a 6'46''. El Top 10 lo completan Rubén Faria, Quintanilla, Antoine Meo y Duclos. 

Loeb, más líder en coches. 

La categoría de coches tiene un nombre propio en esta primera semana del Dakar, el de Sébastien Loeb. El nueve veces campeón del mundo de Rallies está sorprendiendo, ya que es un inexperto en el rally más duro del mundo, y podría pensarse que la adaptación sería más difícil, pero todo lo contrario. Día tras día, el francés, junto a su inseparable copiloto Daniel Elena, aumenta la ventaja respecto a sus rivales. Hoy superó a Carlos Sainz y a Stephane Peterhansel, sus compañeros en el equipo Peugeot, por 22 segundos y 3 minutos, respectivamente. Se podría alegar que estas etapas benefician a pilotos con experiencia en el WRC, como así está siendo, pero, aún así, la actuación del francés está siendo impecable. Ahora llega Bolivia y sus grandes altitudes, donde le podríamos ver sufrir. Habrá que descubrirlo en los próximos días. 

Tras el trío de Peugeot, han clasificado Nasser Al-Attiyah, a 3'07'', Poulter, a 6'07'', Hirvonen, a 7'42'', De Villiers, a +8'36'', Gordon, a +9'20'', Ten Brinke, a +9'35'', Terranova, a +10'15'', y Nani Roma, a +10'33''. 

Con estos resultados, Sébastien Loeb se mantiene como líder de la general, con una diferencia de 7 minutos y 48 segundos sobre Peterhansel y 13 minutos y 26 segundos sobre Carlos Sainz. Al-Attiyah y Poulter completan el Top 5.

Mañana llega la especial más larga de este Dakar.

Recorrido de mañana para motos, coches y quads. 
En el día de mañana, los pilotos afrontarán un recorrido que arrancará y finalizará en Uyuni. La distancia será una de las más grandes de esta edición del Dakar, siendo 180 KM de enlace y 542 kilómetros cronometrados para motos, coches y quads, mientras que los camiones tienen por delante 304 kilómetros de enlace y 295 cronometrados. 

Además de por su longitud, la etapa será una de las más duras debido a la altitud. La etapa discurrirá por zonas de entre 3500 y 4200 metros de altitud, algo que sin duda acusarán los pilotos. La carrera rozará el Salar de Uyuni y mañana será un día de alternancia entre terrenos de arena y de tierra. 

Por Rubén Carballo.