lunes, 25 de enero de 2016

Jordi Torres y Markus Reiterberger hablan tras su test en Vallelunga.


El pasado fin de semana pudimos ver al equipo Althea BMW Racing Team llevar a cabo su primer test de la temporada 2016.
Si la semana pasada os contábamos como iban a lucir las BMW S 1000 RR en Superbike durante el año 2016, hoy os venimos a transmitir lo que ha dado de sí los dos días de test que se han llevado a cabo en Vallelunga (Italia).
No ha sido la primera vez que se les haya visto en dicho circuito, pues si hacemos un poco de memoria, recordaréis que el pasado mes de Diciembre ya estuvieron rodando allí, aunque en este momento no han tenido la misma suerte, pues las condiciones meteorológicas no han sido del todo buenas, por lo que tan solo han podido estar en pista durante las 4 horas centrales del día.
No obstante, el trabajo que han realizado les ha sido útil para ir conociéndose y entenderse cada vez mejor entre todos los miembros del equipo.
Markus dio un total de 68 vueltas al trazado, 83 realizó Jordi y 100 Raffaele De Rosa.
Los pilotos de Superbike se centraron en el uso de la horquilla Öhlins y en la electrónica 2016, en trabajar con la electrónica es quizás en lo que más tiempo invirtió Jordi.
Por otro lado, Raffaele trabajó en las geometrías de la moto y en mejorar el “feeling”.
Una vez más, las declaraciones que dejaron tras estos días de trabajo las podéis encontrar en www.worldsbk.com, pero ya que estáis aquí, os las dejamos a continuación:
Markus Reiterberger
Markus Reiterberger: “Hoy [domingo] ha sido un buen día para mí, especialmente por el sol, ayer hacía mucho frío, y con el frío no pudimos aprovechar todo el tiempo del que disponíamos para hacer todas las pruebas necesarias. Hoy ha sido muy diferente porque lo hemos podido probar todo. Hemos probado nuevos componentes de los frenos, de electrónica y cambio, y comparado con los anteriores tests en Vallelunga (en diciembre pasado) hemos dado un gran paso adelante. Las sensaciones son buenas y estoy contento por mi acoplamiento con el equipo, eso también es un mecanismo que está funcionando muy bien, se está convirtiendo en una gran familia".

Jordi Torres.

Jordi Torres: “
Estos dos días han sido blanco y negro, un poco como los colores del equipo, porque todavía tengo que aprender cómo se pilota esta moto y entender lo que me pide. Tengo que cambiar mi estilo de conducción y necesito tiempo para comprender cuál es la dirección correcta a seguir. Ayer [sábado] no tenía ninguna confianza, siempre había un pequeño movimiento en la entrada y el paso por curva que me molestaba y me impedía fiarme y, sobre todo, traducir la información que enviaba la moto. Ha sido un poco como pilotar con los ojos cerrados. Todo esto nos ha enseñado mucho y nos ha servido para hoy, en que ha ido todo ha ido mucho mejor. Nos hemos centrado en el desarrollo de la electrónica y el motor y hemos podido interpretar la información que me ha dado la moto, y eso me ha gustado. Hemos empleado todo el tiempo disponible para encontrar el camino a seguir. Más adelante también procuraremos mejorar con los cronos. ¡Hoy puedo ir a casa satisfecho!".

Esther G.(@EstherGirando33)