miércoles, 20 de abril de 2016

WSBK: Tras las carreras de Assen, hablan los protagonistas

Acabado el Round holandés, algunos pilotos de SBK y SSP han compartido declaraciones en worldsbk.com y aquí os las recogemos.

Chaz Davies. SBK en Assen. 2016


Chaz Davies llegaba a tierras holandesas tras el doblete en Aragón con la intención de seguir recortando puntos al líder del campeonato. En la carrera del sábado consiguió escalar hasta el podio pero el domingo solo pudo cerrar el Top5. El piloto del Aruba.it se mostró muy decepcionado tras su actuación del domingo sabiendo el valor que tiene para el campeonato la pérdida de puntos: "Hoy ha sido decepcionante. La carrera ha comenzado bien y tenía un buen ritmo en seco. Por supuesto, todo el mundo estaba en las mismas condiciones, pero hemos esperado demasiado tiempo (para entrar a cambiar neumáticos). Esperaba ver una señal en mi pizarra que no ha llegado a aparecer. No he entrado en el pit lane en el momento adecuado". Incluso durante la carrera nos preguntábamos si su estrategia era alargar la parada y probar una alternativa distinta al equipo Kawasaki, finalmente sabemos que la comunicación falló en Ducati: "Es muy difícil pilotar la moto y decidir. He pensado que en el box tendrían más información que la que tenía yo sobre los que rodaban con slicks o intermedios, por eso esperaba la señal. Me parecía que era la forma más segura de proceder, porque pensaba que había muchos pilotos con diferentes neumáticos y que ellos en el garaje evaluarían la cabeza de carrera mejor que yo, con respecto a los que estaban pilotando con neumáticos de lluvia. Al final, nada  de esto ha funcionado".

Finalmente zanjaba: "Es bastante decepcionante terminar así. Me siento un poco frustrado por no haber podido mostrar lo que podíamos hacer este fin de semana. No hay nadie a quien culpar excepto a nosotros mismos. Hay que pensar en la siguiente ronda”.

En un par de semanas llegamos a Imola, el trazado predilecto de Ducati y en ello se quiere centras Chaz: "Creo que aquí teníamos una buena base de reglajes para seco. A pesar del poco tiempo que hemos rodado con esas condiciones, hemos demostrado que tenemos el ritmo. Estoy muy contento con la moto y las evoluciones que recibimos en Aragón parecen funcionar un poco mejor. Ya veremos lo que podemos hacer en Imola".

Gino Rea. SSP en Assen. 2016

Gino Rea fue muy sólido durante la carrera, sobre todo tras su reanudación. Se colocó en posiciones de cabeza de carrera sin perder opciones de podio. Pese a las condiciones no fue un podio fácil ni regalado se lo trabajó desde que se apagó el semáforo hasta la bandera a cuadro: "Estoy muy contento. Después de dos Rounds difíciles, me siento mucho mejor. Creo que hubiera podido subir al podio tanto en Phillip Island como en Aragón, así que el resultado de hoy es un gran consuelo. Hemos tenido suerte con la lluvia, pero el duro trabajo del fin de semana ha dado sus frutos". No obstante pensaba que podía conseguir más: "Creo que podría haber conseguido el cajón más alto, pero en la última vuelta no he podido acercarme lo suficiente a Smith para poder adelantarle. De todas formas, estoy muy satisfecho, por mí y por mi equipo. Con el resultado de hoy queda evidente nuestro potencial. El equipo ha hecho un gran trabajo y es una gran satisfacción estar en el podio, después de cuatro Rounds y con un equipo en su primer año en el Mundial de Supersport. Seguiremos trabajando para lograr resultados similares".

Kyle Smith. SSP en Assen. 2016

Kyle Smith ha sido el quinto ganador diferente en lo que llevamos de temporada y sus declaraciones denotaban felicidad tras una victoria muy luchada: "¡Ha sido muy reñido!. Desde el viernes notaba que tenía ritmo en mojado, pero tan pronto como comenzó la carrera, pensé que tenía que mantener la cuarta posición,  porque la pista patinaba. Gino (Rea) me ha adelantado y a continuación también PJ (Jacobsen), así que he llegado a la conclusión de que no había manera de atraparles". Tras la bandera roja, comenzaba una nueva carrera a nueve vueltas y las distancias se habían neutralizado, Smith supo aprovechar la segunda oportunidad. Aprovecha Kyle para valorar su arranque de temporada: "El inicio de temporada no ha sido muy bueno, así que he pensado que debía sumar unos puntos valiosos. Parece que la temperatura de los neumáticos no ha cambiado entre el principio y el final de la carrera. Me sentía muy fuerte y he podido imponerme, eso es una buena noticia para el equipo. Estoy contento de estar en el cajón más alto".


Alex Lowes. SBK en Assen. 2016

En el equipo Yamaha encontramos luces y sombras durante el fin de semana. El británico, Alex Lowes, finalizaba la segunda carrera firmó una buena séptima posición. Así se mostraba tras la carrera: "Ha sido una carrera difícil, porque nadie sabía muy bien cómo evolucionaría el tiempo o cómo reaccionaría la pista en esas condiciones cambiantes. He forzado todo lo posible sobre la YZF-R1 sin poner en riesgo nuestra carrera y he intentado gestionar la parada en boxes lo mejor que hemos podido como equipo”. Y añadía: “Es un resultado sólido, con puntos importantes, pero no es donde queremos estar, así que vamos a seguir trabajando para mejorar y a esperar la cita de Imola con optimismo".

Sylvain Guintoli. SBK en Assen. 2016
Al otro lado del box, Sylvain Guintoli. Quien fuera campeón de Superbike en 2014 fue la cruz del equipo. Se la jugó en las condiciones cambiantes con un neumático trasero intermedio lo que hizo que perdiera un valioso tiempo en el inicio de la carrera impidiendo su parada en boxes vueltas más tarde. "Las condiciones durante la carrera han sido muy cambiantes. Creía que la pista se secaría mucho más rápido de lo que lo ha hecho, porque normalmente se seca muy rápido aquí, así que he pensado que el compuesto intermedio sería buena opción para la primera vuelta, pero no ha sido así y he tenido muchos problemas. El plan era tener un buen rendimiento con los intermedios desde el principio y luego cambiar a los lisos, pero por desgracia durante los primeros cinco minutos de la carrera he perdido muchísimo tiempo, y no he conseguido que el neumático trasero cogiera temperatura. Esto significaba que tenía que cambiar mi estrategia porque habíamos perdido mucho tiempo y simplemente no podía permitirme el lujo de entrar en boxes. Ha sido complicado y por desgracia la apuesta simplemente no ha dado sus frutos". Finalmente terminó undécimo, un resultado que hay que reseñar puesto que consiguió finalizar la carrera pese a las adversidades.

Jordi Torres. SBK en Assen. 2016

Jordi Torres se sigue adaptando a la BMW dando pasos sólidos y siempre quedando por delante de su compañero de equipo. El mejor clasificado de los pilotos españoles se sitúa sexto en la clasificación general tras ambas carreras en Assen. "Después de probar varias cosas durante el warm-up, decidimos volver a los reglajes anterior para la carrera. La carrera ha sido muy dura. No sólo era la lluvia, en un momento determinado también granizó. Comenzamos la carrera con neumáticos de lluvia, pero no corrí riesgos para no caer. Mi equipo me indicó que tenía que parar. Después de un buen pit stop salí de nuevo con neumáticos de seco. Desgraciadamente, la moto se comportó de manera diferente y no me sentía cómodo. Habría necesitado más vueltas para habituarme, pero ya era demasiado tarde…quizá lo único positivo es no haberme caído o no haberme lesionado. Ahora hay que pasar página y pensar en Imola".

Al otro lado del box, Markus Reiteberger valoraba de la siguiente forma su paso por el trazado holandés: "La segunda carrera no ha sido fácil. Previamente llovió mucho y elegí un neumático de lluvia en la parte delantera y un intermedio para la trasera. En las primeras vueltas y hasta la mitad era demasiado lento, no esperaba que la pista se secase tan rápido. Los demás cambiaron a neumáticos lisos y eran mucho más rápidos que yo. No resultó fácil para mí, pero he adquirido experiencia en estas condiciones delicadas y espero hacerlo mejor la próxima vez".


Riccardo Russo. STK1000 en Assen. 2016

La cruz del Round holandés lo pone Riccardo Russo, piloto del Pata Yamaha en STK1000. Caía en la vuelta cinco de la carrera, lo que le mantendrá fuera de la competición durante tres meses. Con estas palabras lo hacía oficial el equipo: "El piloto italiano de 23 años fue trasladado inmediatamente al centro médico del circuito antes de ser transferido al Wilhelmina Ziekenhuis Assen (Hospital de Assen) donde fue sometido a una operación en la que le insertaron una placa para reducir las fracturas de la tibia y el peroné derecho. Russo seguirá en Assen durante un día más antes de volver a casa para reponerse por un período estimado de tres meses. Se espera que comience la rehabilitación después de ese tiempo". 
El piloto compartía las siguientes declaraciones explicando cómo ocurrió y sus sensaciones tras conocer la lesión: "Yo estaba utilizando neumáticos intermedios, pero el resto de pilotos a mi alrededor llevaban neumáticos para mojado o lisos. Durante cuatro o cinco vueltas la moto estaba funcionando bien. De Rosa me pasó, pero yo sabía que la carrera estaba sólo a la mitad, así que quería mantener mi posición. En la salida de la rápida curva 12 salí expulsado por encima del manillar y me rompí la tibia. Estoy bien, pero mis esperanzas en el Campeonato se han terminado, así que estoy decepcionado tanto por Yamaha y mi equipo como por mí mismo. Tengo dos o tres meses de recuperación por delante, pero espero poder volver en Misano y seguir siendo rápido".

Bodo Iprenburg, cirujano ortopédico, hablaba sobre cómo fue la intervención: "De manera similar a (su compañero) Florian Marino, Riccardo Russo fue diagnosticado con una fractura crural (fractura de tibia y peroné) en la parte inferior de la pierna derecha que requirió ser intervenida quirúrgicamente. Se insertó una placa de osteosíntesis. Esperamos que su recuperación sea completa, con un tiempo de rehabilitación aproximado de tres meses antes de que pueda apoyar completamente su peso. Probablemente será dado de alta del hospital el martes o miércoles, dependiendo del tiempo que necesite para moverse con muletas". Una lástima la lesión que lo dejará fuera de competición y con una larga recuperación.