jueves, 4 de agosto de 2016

El difícil estreno del VFT Racing en SBK

El VFT Racing se estrenó esta temporada en la categoría de SBK, englobado en el WSBK, con ciertas expectativas de éxito. Pero no ha sido así, porque el equipo ha atravesado por diversas dificultades que han aguado esas ilusiones

El VFT Racing comenzaba este 2016 una nueva aventura en el WSBK, en la categoría de SBK con la mayor de las ilusiones y con las esperanzas de lograr algo grande. Pero, incluso antes de comenzar la temporada, comenzaban sus problemas. Su piloto, Fabio Menghi, sufría una grave lesión en los test de Phillip Island, con lo que los planes del equipo se trastocaban. Así, el VFT Racing fue buscando pilotos italianos, que ya hubieran hubiera probado la Ducati. Los elegidos fueron Matteo Baiocco y Luca Scassa.
A pesar de todas estas dificultades, Omar Menghi, el mánager del equipo cree que no ha sido una 
mala mitad de campaña, como asegura en una entrevista a WSBK:

"Fue un comienzo difícil, ya que Fabio se lesionó inmediatamente, en el test de pretemporada de Australia, así que fue un poco traumático. Esa lesión le obligó a mantenerse alejado de las carreras durante mucho tiempo y, mientras tanto, trabajamos con pilotos sustitutos. Primero con Matteo Baiocco y luego con Luca Scassa, cuando Baiocco tuvo que atender sus compromisos en el CIV. Buscamos pilotos que ya hubiesen conducido la Ducati. Como un primer año en Superbike, sin embargo, ha ido bastante bien. Tanto con Baiocco como con Scassa obtuvimos algunos top diez primeros en la Superpole y anotamos puntos, para nosotros esto es un gran resultado"

Para él, la experiencia de contar con Matteo Baiocco fue buena, puesto que le dio un buen impulso, puesto que ya conocía la Ducati:

"Fue una experiencia óptima.Él(Baiocco) conoce bien esta moto y nos aportó buenos comentarios, sobre todo al principio, cuando tuvimos que afrontar nuestra inexperiencia. Él nos ayudó a dar ese paso adelante que necesitábamos"

También Menghi nos cuenta que, al cambiar de categoría, sus objetivos son diferentes, puesto que hay que adaptarse:
"Las diferencias entre las dos categorías son muchas. La gestión de la moto requiere una gran cantidad de trabajo a nivel técnico y electrónico. También hemos tenido que adaptarnos al formato de dos carreras, y por tanto organizarnos para hacer todo lo mejor posible, incluso sin experiencia. Por ahora pensamos que lo hemos hecho bien. Siempre hay margen de mejora, pero creemos que estamos en un buen nivel"
Con respecto a los futuros proyectos, aún no los tienen muy claros, aunque sus intenciones están claras:
"Todavía hay que definirlo todo bien. Sin duda, hay posibilidades, ligadas a los patrocinadores, pero nuestra intención es seguir el próximo año en la máxima categoría"
Los chicos de WSBK están ahora de descanso estival. La próxima oportunidad para conseguir un gran VFT Racing, ya liderados por Fabio Menghi y su Panigale, será el día 16 de septiembre, en Alemania 

Por Andy Manzano